Descubren en Australia anillos de hadas similares a los misteriosos círculos de Namibia

Los misteriosos anillos de hadas de Namibia no están solos.Investigadores del Centro Helmholtz de Investigación Medioambiental, en Leipzig (Alemania), en colaboración con expertos de Australia e Israel, han descubierto que en el oeste de Australia también existen grandes extensiones con clapas o calvas simétricamente distribuidas en la vegetación como ocurre en el suroeste de África.

Los denominados anillos de hadas (o círculos de hadas, del inglés fairy circles) se producen en muchísimas partes de la Tierra por causas muy variadas. En diversas partes de Europa, por ejemplo, se conocen desde hace siglos los anillos producidos por el crecimiento de algunos hongos.

Pese a que las creencias populares atribuyen a estas formaciones vegetales interpretaciones misteriosas y nombres tan sugerentes como corros de brujas casi todas ellas tienen explicaciones científicas.

img_jelcacho_20160315-174107_imagenes_lv_propias_jelcacho_a_circulo_3-kXWD--572x429@LaVanguardia-Web.jpg

Uno de los últimos grandes misterios por descubrir son precisamente los anillos de hadas de Namibia. Ahora, el descubrimiento y estudio de las formaciones homónimas en Australia parecen indicar que el consenso sobre una explicación científica está más cerca.

De hecho, los anillos de hadas de Australia fueron identificados con fotografías aéreas en 2014 pero los resultados de la investigación sobre este fenómeno han sido presentados esta semana en un artículo que publica la revista PNAS .

Explicaciones sin demostrar

Algunas hipótesis indicaban que los anillos de hadas de Namibia se formaban por la acción de insectos como termitas y hormigas, mientras que otras versiones apuntaban a emanaciones de gases que matan la vegetación.

Los estudios llevados a cabo durante los últimos dos años, por contra, indican que los anillos de hadas de Namibia y Australia se parecen mucho pero no comparten ni termitas, ni hormigas, ni emanaciones de gas.

La teoría que defienden los autores del nuevo estudio indica, en cambio, que tanto en Namibia como en Australia, los anillos de hadas son el resultado de una respuesta natural de la vegetación ante la falta de agua.

img_jelcacho_20160315-175314_imagenes_lv_getty_gettyimages-495803591-kXWD--572x381@LaVanguardia-Web.jpg

La cantidad de agua disponible en la transición entre el desierto y pastizales no es suficiente para la cobertura vegetal continua. Por este motivo, las plantas individuales compiten por el agua y acaban formando una especie de tapiz lleno de agujeros, que visto en una gran extensión ofrece una visión de simetría y formaciones hexagonales.

Un principio planteado por Alan Turing

La vegetación de las zonas semidesérticas de África y Australia es muy diferente pero en ambos casos parece prevalecer un principio conocido como autoorganización, un proceso natural que tiende a establecer un aparente orden o coordinación entre las partes de un sistema inicialmente desordenado. Este proceso natural y espontáneo fue planteado como teoría matemática en 1952 por Alan Turing (Paddington, Londres, 23 de junio de 1912-Wilmslow, Cheshire, 7 de junio de 1954).

La cantidad de agua disponible en la transición entre el desierto y pastizales no es suficiente para la cobertura vegetal continua. Por este motivo las plantas individuales compiten por el agua escasa a y por lo tanto se organizan en esta alfombra de césped característica, con agujeros en ella.

”Lo interesante de los anillos de hadas es que se propagan con gran regularidad y homogeneidad, incluso sobre vastas áreas, pero ocurren sólo dentro de un cinturón de precipitaciones estrecha”, explica Stephan Getzin, primer firmante del estudio ahora publicado.

56e813efc4618899168b4575.jpg

Los ecólogos y las teorías de la física

“Durante mucho tiempo, los ecólogos no estaban convencidos de que las plantas en zonas secas podrían organizarse bajo el principio de la autoorganización porque se trataba de una teória de la física [y no de la biología]”, ha explicado Stephan Getzin.

Después de tener noticia de los anillos de hadas de Australia, Stephan Getzin y su colega israelí Hezi Yizhaq fueron a la zona para estudiar el fenómeno sobre el terreno. Midieron los círculos estériles, compararon las temperaturas de superficie con las de las zonas con vegetación y registraron indicios de hormigas y termitas en cuatro partes de la región casi deshabitada.

Los autores del estudio observaron cómo se comportaba el agua en estas áreas y tomaron muestras del suelo. Finalmente llegaron a la conclusión que los anillos de Australia tenían muchos puntos en común con los anillos de Namibia, pese a estar separados por 10.000 kilómetros de distancia.

Stephan Getzin prepara ahora nuevos estudios similares en otras partes del planeta, con el objetivo de conseguir datos que consoliden la teoría defendida por su equipo.

Fuente: Lavanguardia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s