Niñas en Nicaragua que temen ir al baño en la escuela

María cada día camina cinco kilómetros para llegar al sencillo centro escolar en el que comparte aula con una decena de niños. Cuenta que reza para no cruzarse con nadie .

“En la escuela no me gusta ir al baño. Así que mejor me aguanto”, dice resignada María.

Es un nombre falso, pero tiene 8 años y vive en una zona rural de Chinandega, al nordeste de Nicaragua, a unos 150 kilómetros de la capital.

Cada día camina cinco kilómetros para llegar al sencillo centro escolar en el que comparte aula con una decena de niños.

Se abre paso entre la espesa vegetación, la caña de azúcar que se transformará después en el licor más fino del país, el ron.

Y cuenta, clavando en el interlocutor sus pequeños ojos negros y vivarachos, que reza para no cruzarse con nadie.

Fuente: El Nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s