Asesinaron a dos hombres en una cachapera

Treinta detonaciones se escucharon en la calle Cumaná del barrio La Caraqueña en Puerto La Cruz. Alrededor de las 9:30 pm del pasado sábado, Juan Miguel Bruzual Guacarán, de 40 años, y Denny Fabián Lancruz, de 32, fueron asesinados mientras se encontraban en una cachapera del sector.

Las víctimas recibieron múltiples disparos. A Bruzual, quien se dedicaba a la mecánica, le impactaron balas en la cara, mientras que a Lancruz, vendedor de hortalizas al mayor en el mercado de Sotillo, le dieron tres balazos: pecho, muñeca y abdomen.

El cuñado de Juan Bruzual, Eyden Velásquez, relató que los dos homicidas, hasta ahora sin identificar, llegaron en una moto y se estacionaron frente a la cachapera con intención de arremeter contra un hombre conversaba con un pariente fuera del establecimiento.

Este hombre, del que no se conoce la identificación, al darse cuenta de la presencia de los malhechores, huyó y se resguardó dentro del local.

Entonces, los asesinos le dispararon a Bruzual y detonaron una ráfaga de balas hacia quienes corrían dentro del restaurante.

En ese momento, también hirieron mortalmente a Lancruz, quien según su hermano Brian, después de regresar de una fiesta en Guanta, había comprado una cachapa y salía del lugar.

Antes de irse, los sujetos remataron a Bruzual con varios tiros más.“Se debe hacer justicia. No mataron a dos perros, mataron a padres de familia que no tienen antecedentes”, exclamó Brian Lancruz, quien también aseguró que los asesinos habían “pagado su rabia” con personas inocentes.

Sobre el hombre que acompañaba a Bruzual, las familias coincidieron en que no lo conocen, pero explicaron que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), delegación Puerto La Cruz, lo tiene detenido en calidad de testigo.

Pidieron no liberarlo, pues creen que él es la clave para resolver el caso y debe saber quiénes llegaron al lugar del hecho a atacarlo y posteriormente asesinaron a las víctimas.

Sin embargo, se mostraron escépticos frente al sistema de seguridad. “Justicia divina para mi familiar porque justicia por ley no hay”, expresó el cuñado de Lancruz.

Procedencia

Trascendió que los dos asesinos procedían de Sierra Maestra, al igual que Juan Miguel Bruzual Guacarán y su acompañante sin identificar.

Este, quien era el segundo de cuatro hermanos, dejó huérfanos a dos niños de 10 y 17 años.

En el caso de Denny Fabián Lancruz, era el tercero de cuatro hermanos, y estaba soltero y sin descendencia.

Fuente: El Norte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s