Encuentran muerto a suboficial del Ejército en el sur de Bogotá

Las autoridades iniciaron una investigación en busca de esclarecer la extraña muerte de un suboficial del Ejército, cuyo cadáver fue hallado en las últimas horas en un paraje de Usme, al sur de Bogotá.

El uniformado era buscado desde el pasado martes. La Fiscalía determinó que las causas de la muerte están por establecer, ya que presentaba una herida en su cabeza.

El cabo primero Jefferson Alexánder Cáceres Vega salió apresurado del Batallón de Instrucción y Entrenamiento número 13, que queda en Usme, al parecer a cumplir una cita urgente. Uno de sus compañeros aseguró que minutos antes él les dijo que había recibido una llamada telefónica de su esposa y que se iba a ver con ella.

En la guardia al salir dijo a sus compañeros que no se tardaba mucho y que estaría cerca. Su salida quedó reportada en el libro de guardia el día 14 de junio a las 9:30 de la noche.

Sin embargo, el cabo Cáceres, de 25 años, no regresó. De hecho, cuando sus superiores realizaron la verificación del personal se percataron de su ausencia.

Lo primero que hicieron en el Batallón de Instrucciones fue contactar a su familia, pero la respuesta de su esposa era que en su casa no estaba y que no sabían nada de él.

A partir de ese momento empezó su búsqueda por todo el batallón, mientras otro grupo de militares verificaron en los alrededores. Sin embargo, cuatro días después fue hallado muerto. A las 2 de la tarde del pasado sábado la Fiscalía recibió el reporte de su hallazgo.

EL TIEMPO pudo establecer que solo hasta las primeras horas del día domingo se realizó la inspección técnica al cadáver, atendiendo los protocolos de seguridad por parte del Ejército, por lo que se hizo primero la verificación en los alrededores y en la escena criminal, para así descartar la presencia algún tipo de explosivos o de algún elemento que pusiera en riesgo la integridad del grupo de criminalística de la Fiscalía.

Esta amenaza fue descartada luego de un barrido realizado por el personal antiexplosivos y a las 7 de la mañana se ordenó la entrada de la Unidad Investigativa y del fiscal 372 de la Unidad de Vida.

El cuerpo fue encontrado a kilómetro y medio del batallón en una zona boscosa. La primera hipótesis indica que se trató de un homicidio. No obstante, se esperan los resultados de la necropsia que realizó Medicina Legal y que permitirá establecer las causas de su muerte.

En un comunicado de la Décimo Tercera Brigada del Ejército se confirmó el lamentable caso: “El hecho fue inmediatamente puesto en conocimiento de las autoridades competentes, que adelantan las investigaciones de rigor para establecer las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que se produjo el deceso del suboficial”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s