El kilo de verduras supera los Bs 1.000 en Anaco

Las manos en la cabeza se colocaron las amas de casa que ayer visitaron el mercado municipal y algunas ferias de hortalizas y verduras ubicadas en el municipio Anaco.
Preocupadas manifestaron casi al unísono, “no sé qué vamos a comer ahora, si los precios de estos productos se dispararon, ya son exagerados y además no se consigue nada en los abastos y supermercados del municipio”.

Las verduras que hasta hace poco se habían convertido en una alternativa para las familias (como sustitutos del arroz, espagueti, harina de maíz precocida), ya  están resultando muy costosas.

En menos 15 días, el kilogramo  de ocumo chino, yuca, ñame, papas, auyama y otros  escaló los Bs 1.000.
En abastos (como Unicasa y negocios de  asiáticos) superan esta cantidad. Está entre Bs 1.200 y Bs 1.300.

67% de alza

Esto representa, al menos, un aumento de 67% en las últimas dos semanas, ya que antes se ofrecían al consumidor en Bs 600 y en  650, luego en Bs 800 y ahora en Bs 1.000.

María Ramírez, técnico en Administración y ama de casa, señaló que esto es un duro golpe para la economía familiar y reduce las posibilidades para resolver las tres comidas diarias.

“No tengo tiempo para hacer inmensas colas en Unicasa y en Makro, los únicos que venden productos desaparecidos del mercado”.

Dijo que “yo resolvía el almuerzo para mis hijos y mi esposo, con un kilo de yuca, carne o queso. Ahora no consigo qué comprar. La verdura está demasiado cara”.

Miguelina Ruíz, ama de casa, dijo que las ferias de las hortalizas eran la mejor opción porque se conseguían los productos más baratos y  ahora tienen el  mismo precio del mercado.

“No es posible que un kilo de ocumo  chino lo vendan en Bs 1.000 en  los dos sitios  y en Unicasa y abasto lo ofrezcan en Bs 1.300. Un plátano está en Bs 400 en el mercado y el kilo en Bs 800 en las ferias”.

Rosalía Márquez, ama de casa, agregó nos “iremos a comer unos con otros. Las verduras están demasiado caras, las frutas, las hortalizas, y dígame usted la carne, y el pescado. ¡Nos vamos a morir de hambre!”.

Juana Hurtado, maestra, señaló que se quedó con “la boca abierta al observar el precio de las verduras. Estoy  preocupada, ya no encuentro qué darle de comer a mis hijos. No se consigue pasta, arroz, harina y ahora, las verduras están carísimas. Ni siquiera pan ofrecen las panaderías”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s