“Si no se puede comprar comida, menos ropa”

Habitantes de la zona norte de Anzoátegui que fueron consultados expresaron que la  crisis económica que  vive  el país no les ha permitido estrenar ni siquiera una prenda de vestir, pues su prioridad es  gastar los ingresos en artículos de la cesta básica. Mientras que comerciantes aseguraron que las ventas han  caído más del 50% y la gente ya no compra ropa como antes.

El motivo que dieron los  consumidores para  no gastar en vestimenta  es que tampoco escapa  de la inflación y por ello se consigue muy costosa.

En el centro comercial Maneiro de Puerto La Cruz los pantalones para damas cuestan desde Bs 20 mil a 54 mil, las blusas oscilan entre  Bs 9 mil  y 60 mil y los vestidos desde Bs 19 mil hasta 76 mil. Mientras,  en la tienda Fátima del casco central los jeans están en Bs 21 mil 500 y las camisas van desde Bs 4 mil. Precios similares se pueden conseguir en Barcelona. Para vestirse,  las mujeres  necesitan disponer al menos de 60 mil bolívares.

Antonio Debsille, encargado de ese negocio, aseguró que a pesar de que todavía  manejan  precios accesibles, las ventas han bajado bastante y ya no son  como antes, cuando obtenían  ganancias todos los días, sino que los compradores esperan por las quincenas para reunir y adquirir alguna prenda.

Acotó que actualmente lo que tienen en existencia es ropa venezolana, porque importar se les ha hecho bastante difícil y sabe  que sus clientes no tienen para adquirirla a costos tan elevados.

Carmen Julia Pérez, vendedora desde hace más de diez años en una boutique del Maneiro, no dudó en decir que las ventas en el local que maneja han caído 100%, porque las personas sólo entran para ver las blusas y pantalones.

Los que tampoco se salvan de los altos precios de la  ropa  son los hombres. En el centro comercial Cristóforo Colombo del antiguo Paseo Colón consiguen los pantalones desde Bs 14 mil hasta 60 mil, y en el bulevar 5 de julio de la capital anzoatiguense están entre  Bs 40 mil  y  70 mil. Para comprar alguna camisa en esos dos lugares deben tner  entre e 15 mil  y  60 mil bolívares.

Piensan en comida   

El ama de casa Yuraima Medina  contó que en agosto del año pasado fue cuando  pudo comprarse una blusa y  desde entonces no sabe lo qué es estrenar alguna prenda de vestir. “Lo que pienso es en adquirir los alimentos  y lavo la ropa cada quince días para que me dure. No se puede gastar en eso”.

Julio Zamora, un mototaxista, dijo que la ganancia de su trabajo le permitió comprarse algunas camisas y pantalones en diciembre del año pasado, pero ahora sólo trabaja para adquirir productos de la cesta básica. “Si no se puede comprar comida, menos ropa”.

También el ama de casa Lérida Martínez expresó que el pasado diciembre no pudo comprarse ni siquiera una prenda de ropa interior, por lo costosas que estaban.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s