Vigilante pereció De fiorma inesperada al caer de una mata de mamón

A Benjamín Párica Flame, de 19 años, le pareció extraño que su tío Juan Bautista Flame Macayo, un agricultor de 51 años, no lo hubiese visitado ayer en su domicilio del barrio El Viñedo de Barcelona.

El joven decidió ir a buscar a su pariente al Fundo Sabaneta, situado en el sector Los Potocos, a unos 500 metros  del Cementerio Parque Metropolitano. Ahí trabajaba desde hacía 10 años.

Párica se llevó una desagradable sorpresa al encontrar a  su tío   sin vida, en el suelo, debajo de una frondosa mata de mamón. Eran las 6:00 am.

Al parecer, Flame había subido al árbol para agarrar los frutos, resbaló  entre las ramas y cayó al vacío. Unos perros le comieron la cara y el cuello.

Forense

Oficiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) llevaron a las 10:00 am los restos de Juan Bautista  a la morgue del hospital universitario  Luis Razetti.

Los expertos forenses determinaron que el quincuagenario pereció   debido a  los aporreos fuertes que sufrió en la cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s