Tres hermanos fueron abatidos en refriega #SUCESOS

Un enfrentamiento con oficiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) registrado la mañana de ayer aproximadamente a las 6:00 am, dejó como resultado a tres hombres muertos.

Los occisos fueron identificados como Wilmer José Gómez Hernández, de 19 años de edad y apodado “morao”; Richard José Gómez Hernández (27), alias “richita” y Víctor José Gómez Hernández (25), “vitico”, todos hermanos.

De acuerdo con información suministrada por fuentes policiales, los fallecidos pertenecían a una banda delictiva conocida como “los patarucos”.

Relató la fuente que a tempranas horas de la mañana, una comisión del Cicpc perteneciente a la Brigada de Robos estaba allanando una casa, cuando de manera violenta los tres parientes atacaron a los funcionarios con armas de fuego e iniciaron el enfrentamiento.

Durante el intercambio, los tres hermanos Gómez Hermanos fueron heridos de gravedad y trasladados al hospital Razetti, donde fallecieron poco después de haber ingresado.

Fueron incautadas en el sitio una pistola marca Browning 9mm, un arma tipo revólver y una tercera pistola marca Tiger.

El hecho ocurrió en la calle Nueva del sector Colinas de Valle Verde del municipio Sotillo, en donde también vivían juntos los abatidos con sus padres y parejas.

Presuntamente, el sector donde habitaban los supuestos delincuentes era azotado constantemente por estos.

Otro cuento
Según algunos familiares de los occisos, dos de los jóvenes estaban durmiendo cuando fueron asesinados, mientras el otro se estaba vistiendo para ir a trabajar.

Según el pariente, Richard laboraba como mototaxista en la cooperativa Colinas de Valle Verde, ubicada en la calle Buenos Aires de Puerto La Cruz y deja a una niña de un año.

El padrastro de los jóvenes, Antonio Mejías, denunció que “los oficiales llegaron a la casa sin orden de allanamiento ni nada. No solo mataron a los muchachos, sino que rompieron todo a su paso”.

Negó que hubiesen encontrado armas de fuego en la vivienda y aseguró que estos habían “sembrado” un escopetín.

“Víctor -relató Mejías- vivía en un anexo en la parte de atrás de la casa y fue al primero que mataron. En la casa solo estaban ellos tres porque su mamá y sus mujeres salieron bien temprano a trabajar”.

Familiares de los fenecidos piden justicia ante lo sucedido.

Cuatro hijos muertos

La madre de los tres jóvenes fallecidos, Arelys Hernández, contó que “en la mañana salí de la casa y vi el operativo de la Policía, pero nunca pensé que iban a matar a mis hijos”. Dijo que se enteró gracias a una hermana que la llamó para darle la noticia.

Relató la señora que cinco años atrás, una bala perdida asesinó a su hijo mayor mientras este hablaba por teléfono con ella.

“Solo me queda un hijo vivo, Juan Carlos, gracias a Dios estudia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s