Abaten a líder de banda armada enemiga de ‘el Topo’ en Tumeremo #SUCESOS

Los apodos el Gordo y el Potro sonaron con insistencia en Tumeremo, al sur del estado Bolívar, junto al de el Topo, principal señalado en la masacre de Tumeremo donde al menos 15 hombres y dos mujeres murieron, el 4 de marzo.

Fuentes de la Policía del estado Bolívar (PEB), del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) aseguraron que esta matanza se dio por la disputa de la mina La Antena, ubicada en la vía al sector La Fría, entre las bandas de el Topo y la Caratica.

Tras ser abatido en la mina El Limón, cerca de Nuevo Callao Jamilton Andrés Ulloa Suárez, el Topo, donde la banda escondía un arsenal, no se habló más de los otros dos integrantes de la banda de la Caratica hasta la madrugada de este miércoles.

Funcionarios de la brigada motorizada de la comisaría del CCP Sifontes patrullaban cuando avistaron una camioneta en actitud sospechosa; comenzó una persecución que culminó en la vía al Fuerte Tarabay.

Según los oficiales de la PEB, los dos hombres a bordo de la Jeep Cherokee blanca abrieron fuego contra la comisión y hubo un enfrentamiento. Cayeron mal heridos ambos individuos y fueron trasladados hasta el Hospital José Gregorio Hernández, en Tumeremo, donde fallecieron.

Lo incautado

Los abatidos quedaron identificados como Jean Carlos Bartoli, alias el Potro, de 22 años, quien tenía varias solicitudes policiales por el Juzgado Segundo de Control, extensión Puerto Ordaz; una de ellos del 16 de enero del 2016. Otro del Juzgado Tercero de Control del 22 de noviembre de 2015, por el asesinato de un funcionario de la PEB, Franklin Montañés. Pertenecía a la banda la Caratica.

El otro fallecido fue Oscar René Zamora Palma, de 27 años, apodado el René. Sus parientes aseguran que el joven no era delincuente, sino taxista y comprador de oro.

“Quizás el Potro lo obligó a llevarlo a algún lugar.  Y Tumeremo es pequeño, todo el mundo se conoce. Si uno de esos delincuentes de allá te pide un favor tienes que hacerlo, porque si no te matan o agreden”, comentaron a las afueras del Cicpc, en San Félix.

En el lugar fueron incautadas dos armas de fuego, una pistola Bereta PX4 calibre 9 milímetros, solicitada desde el 21 de septiembre de 2010 por la Subdelegación de Maturín, estado Monagas, y un revólver calibre 38 milímetros marca Taurus Especial, con los seriales desbastados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s