Asesinan a menor de edad al salir de una fiesta en Lara #SUCESOS

añana de ayer, su prójimo de 14 años de edad fue encontrado sin vida, en una zona enmontada y tendido sobre su hombro derecho, a centímetros del buco que sirve de referencia para dividir La Playa y La Victoria de Carorita Abajo, en la parroquia El Cují de Barquisimeto.

Era alto y fornido, parecía tener más años pero apenas había pasado a tercer año de bachillerato en la Unidad Educativa Nacional Carorita Abajo. Su cuerpo presentaba orificios en la región parietal derecha, los cuales fueron causados por una descarga de escopeta. Le quitaron los zapatos y una chaqueta con la que había salido de su casa.

José sacaba buenas notas, practicaba fútbol y en vacaciones trabajaba en albañilería con su papá. “Era muy callado, muy tímido. No se metía con nadie”, comentaron los vecinos.

Los sucedido

Los familiares del hoy occiso contaron que la noche del sábado, el chamo partió de la casa ubicada en el sector 4 de febrero a eso de las 8:00 p.m., pues tenía planeado asistir a una reunión detrás del liceo. Andaba con dos personas, una adolescente y un amigo llamado Jhon, todos vecinos y menores de edad.

A alrededor de las 11:00 de la noche retornó a su casa pero solo para avisar que llegaría más tarde y regresó a la fiesta. Esa fue la última vez que sus parientes le vieron con vida.

Testigos del hecho aseguraron que los tres muchachos iban de vuelta a sus hogares cuando, cerca del sitio del suceso y aproximadamente a las 2:00 a.m., fueron interceptados por dos sujetos desconocidos portadores de una escopeta y un revólver, quienes les solicitaron los celulares.

“Ninguno cargaba celular y le pidieron que se quitaran los zapatos”, dijo su hermana.
Por tener a su infante de siete meses de nacida en brazos, a la joven la dejaron ir. Su compañero, luego de ser golpeado en varias oportunidades, aprovechó un descuido de los presuntos homicidas para salir corriendo y, entre una ráfaga de disparos, esconderse en el baño de una iglesia. José, por otro lado, no contó con la misma suerte.

“Cuando vieron que se les escapó el flaco dijeron que pagaba el negrito. No reaccionó”, afirmó su hermana.

Los tenían pillados

Se cree que el móvil del asesinato no haya sido el robo, pues se conoció que Jhon, quien resultó con cortes y hematomas en la cabeza por los cachazos con las armas de fuego, habría tenido problemas con el par de delincuentes días antes y aparentemente, estos pertenecen a una banda delictiva que hace vida en la zona y al menos uno de ellos, asiste al liceo de Carorita.

“Se habían dicho unas palabras pero no pensábamos que iba a pasar esto”, relató una fuente cercana a los afectados.

También se supo que José, habría tenido un impasse con uno de los atacantes, luego de defender un compañero de estudio durante una pelea días atras.

La víctima fatal cumpliría 15 años en el próximo mes de septiembre y aspiraba graduarse lo antes posible para ponerse a trabajar como albañil. Por su parte, las autoridades se encuentran realizando las investigaciones para dar con los autores del hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s