Conozca a los famosos con las supersticiones más alocadas

Alcanzar la fama es un camino muy duro y estas celebridades lo saben. Por eso, desde sus inicios se aferraron a algunos amuletos y a seguir diferentes supersticiones para que su ascenso fuera un poco más afortunado.

30.jpg

Amuletos y supersticiones

Algo muy común en el mundo de la fama es seguir los consejos que de la gente que entiende. Por ejemplo, Jennifer López, después de romper su compromiso con Ben Affleck, quemó su vestido de novia como le aconsejó una vidente.

Otro caso es el de Jennifer Aniston, quien tiene miedo a volar, y por ello, justo antes de ingresar en un avión lo toca por fuera y entra primero con el pie derecho. En la misma línea, Megan fox tiene su propio ritual viajero, la actriz se pone a escuchar Britney Spears y consigue volar sin nervios.

Hasta el propio Gabriel García Márquez tenía sus supersticiones y, nunca dejó que se publicase una biografía sobre él mientras estuvo vivo. El escritor creía que se trataba de un llamamiento a la muerte.

El gran James Bond, es decir, Sean Connery, siempre que va a rodar, prefiere que el plató esté cerca de un campo de golf porque según él, esto le traerá buena suerte a la película.

Por supuesto, existen otro tipo de supersticiones más normales, aunque poco comunes. Isabel Preysler no sale de casa sin haberle dado 7 vueltas al anillo que siempre lleva, Taylor Swift hace que su número de la suerte, el 13, nunca la abandone, pintándoselo siempre en una mano.

Los más tradicionales

El gran tenor italiano, Luciano Pavarotti jamás viajaba un martes 13 o un viernes 13, Emma Roberts huye de las escaleras, Missy Eliott de los gatos negros, Rihanna del color amarillo en los camerinos y Juanes, de todo lo que tenga que ver con la mala suerte en general.

En el deporte

Los futbolistas tampoco se escapan de las supersticiones, ya que, Iker Casillas siempre lleva una media al revés, y no, no es una manía, el portero sigue una recomendación de un gitano que le dijo que este gesto le traería buena suerte. Cuando Iker dejó de hacerlo, se lesionó y su suerte cambió radicalmente.

Cristiano Ronaldo entra al terreno de juego dando un salto, Ronaldo Nazario siempre lo hacía con el pie derecho, algo muy extendido en el mundo del fútbol y David Beckham, fiel a si mismo, estrenaba en cada partido zapatillas y calzoncillos.

John Terry, el eterno capitán de la selección inglesa de fútbol, llevó durante más de 10 años las mismas espinilleras, pero ahí no queda la cosa, John también seguía la misma rutina antes de cada partido, escuchaba el mismo disco de Usher sentado en el mismo asiento del autobús que le llevaba al estadio.

Y para terminar con este repaso de supersticiones, volveremos con el eterno miedo al color amarillo el cual, traspasa las fronteras del espectáculo y ha llegado incluso al fútbol. El seleccionador de fútbol Luis Aragonés, tenía tanta manía al color que, cuando vio que la segunda equipación de la selección española de fútbol era amarilla, hizo que se cambiara por el color dorado… Curioso, ¿verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s