20 errores que no debes cometer en tu email marketing

7pEWKW_C

 

Si estás haciendo o vas a empezar a hacer email marketing es bastante posible que estés cometiendo una serie de errores.

Es normal, nos pasa a todos. Nadie nace sabiéndolo todo y en el proceso de aprendizaje es habitual cometer errores. Muchos errores. Y estos errores son básicos para aprender. Si no cometieras errores no aprenderías. Así que no le tengas miedo a cometer errores.

Además, aunque lleves ya un tiempo haciendo email marketing (o cualquier otra actividad) nadie está libre de cometer errores. Un despiste te puede hacer enviar una campaña sin asunto o no haber repasado el texto y la envías con un enorme fallo de ortografía. Fíjate que nadie esto nos puede pasar a cualquiera.

Por ejemplo, en un blog que tuve antes, en el que hablaba de finanzas personales y economía doméstica, nunca cree un lead magnet o incentivo para aumentar la lista de suscriptores. Y una vez, en una newsletter, puse una imagen, no me envíe un email de prueba y la imagen se veía fatal en los móviles.

La clave está en aprender de los errores, ponerles remedio para intentar que no vuelva a suceder y seguir adelante.

Sin embargo, hay que intentar no cometer errores. Y el email marketing no es una excepción. Estarás de acuerdo conmigo en que aunque cometer errores te enseña, es mucho mejor aprender sin cometerlos.

Por eso hoy quiero compartir contigo los que, para mi, son los 20 principales errores que tienes que evitar en tu email marketing para que funcione y consigas tus objetivos.

Si ves que tu estrategia de email marketing no está teniendo los resultados que esperas, revisa esta lista de 20 errores porque es bastante posible que estés cometiendo uno o incluso varios de estos errores y no seas consciente.

1. Comprar una base de datos de suscriptores

Posiblemente, este sea el mayor error de todos los que puedes cometer en tu estrategia de email marketing.

Comprar una base de datos de suscriptores no tiene ningún sentido por varias razones:

  • No son suscriptores cualificados.
  • Muchos de los correos ya no funcionarán.
  • Fastidiarás tu reputación.
  • No conseguirás crear relaciones ni generar ventas.

Tu lista de suscriptores tienes que crearla tu. Uno a uno. No quieres como suscriptor a nadie que:

  1. No te haya dado permiso a ti para enviarle correos.
  2. No esté interesado en tu negocio.

Puedes conseguir crear una lista de suscriptores de una manera sencilla creando un buen lead magnet que incentive el alta. Échale un vistazo a este artículo sobre como lograr 1.000 suscriptores en 3 meses .

2. No utilizar la herramienta adecuada para enviar los emails

No puedes utilizar Outlook, Gmail, Hotmail o redes sociales, como Twitter o Linkedin, para enviar emails a tus suscriptores.

No te permiten personalizar campañas, segmentar suscriptores, crear plantillas, ni tienen estadísticas con las que podrás ver si tu estrategia de email marketing funciona o debes hacer ajustes.

Además la mayoría de ISP (Internet Service Provider) te van a bloquear tus envíos si utilizas este tipo de herramientas.

Tienes que utilizar un ESP (Email Service Provider) profesional. Hay muchos en el mercado. A precios muy competitivos, incluso gratis. Por ejemplo, tienes  MailChimpAweberGetResponseMailrelay Acumbamail.

Para elegir tu ESP te recomiendo que tengas muy en cuenta estos puntos:

  • Permita enviar autorresponder.
  • Este en español.
  • Tenga un buen soporte técnico, en español mejor.
  • Proporcione plantillas personalizadas.
  • Permita segmentar a los suscriptores.

Para empezar con estas 5 características es suficiente. Y esto lo puedes lograr por unos 10€-12€ al mes, como mucho porque incluso hay opciones gratuitas. Un gasto ínfimo como puedes ver, así que el precio no es una excusa.

3. Enviar correos sin permiso

Enviar un correo a alguien que no te ha dado su permiso para que se lo envíes es completamente absurdo. Es una pérdida de tiempo y dinero.

¿Qué crees que hará una persona que reciba un correo que no ha solicitado?¿Qué harías tú? Pues borrarlo sin leerlo siquiera o aún peor, marcarlo como spam. Además es que es ilegal enviar un correo sin permiso.

Por lo tanto, si pierdes tiempo, dinero, te pueden marcar como spam y es ilegal, no tiene sentido cometer este error.

Pedir este permiso es sencillísimo utilizando un ESP profesional ya que en todos ellos puedes trabajar con listas doble opt-in.

¿Qué es eso de una lista doble opt-in? Es algo muy sencillo. Verás, cuando una persona se da de alta aún no pertenece a tu lista de suscriptores. Para ello tiene que confirmar su suscripción. Esto se hace enviándole un correo con un enlace que al pulsarlo se confirma la suscripción.

Así te aseguras de que esa persona está interesada en tu negocio y en recibir tus comunicaciones por email. Y tu ganas un suscriptor cualificado.

4. Pensar que las personas quieren saber de ti

Este es un error también bastante habitual y fácil de caer en él.

Si tienes una lista antiguos clientes, proveedores, emails de personas que trabajan en la competencia, etc. puedes pensar que les interesa recibir tus correos.

Crees que como son personas de tu sector les interesa lo que tengas que contarles, tus novedades, tus servicios, tus nuevos productos y los incluyes en tu lista de suscriptores.

¿Sabes lo que va a pasar? Algo muy parecido que si hubieras comprado la base de datos. Para empezar, estas personas no te han dado su permiso para que les envíes correo y además muy posiblemente te marquen como spam.

Si quieres hacer las cosas bien, antes deberás enviárles un correo donde les invites a entrar a tu lista de suscriptores. Una vez hayan confirmado su suscripción ya podrás enviarles correos sin problema alguno.

5. No enviar correos con regularidad

Otro error bastante común.

Una persona te da su email, confirma su suscripción, le envías un correo de bienvenida…y silencio durante semanas o meses y después de todo este tiempo les envías un correo de venta o una newsletter…el resultado son muchas bajas de tu lista de suscriptores.

Tienes que recordarle a tus suscriptores, de manera regular, que estas ahí, enviándoles correos que les aporten valor o información. Si no se olvidarán de ti y cuando vuelvas a comunicarte con ellos ni sabrán quién eres y se darán de baja o te marcarán como spam.

Lo que es seguro es que tus envíos no tendrán resultados ninguno. Te recomiendo que al menos envíes un correo una vez al mes.

6. Escribir de una forma muy corporativa o comercial

Recuerda que cada email que envias lo lee una persona. Aunque le llegue el mismo correo a mucha gente, tienes que escribir como si solo lo fuera a leer una persona.

Utiliza un lenguaje cercano, háblales de tu, escribe correos que les ayudan, etc. No te pongas a hablarles con tecnicismos y de manera grandilocuente ni les escribas un email de venta totalmente impersonal utilizando expresiones de vendedor de enciclopedias como “gratis”, “compra ahora” y demás.

No solo porque no crearás una relación genuina de confianza con tu audiencia, es que además es bastante posible que te marquen como spam.

7. No crear una relación de confianza con tus suscriptores

Si quieres conseguir buenos resultado cuando quieras vender un servicio o un producto a tu lista de suscriptores este error es fundamental que lo soluciones.

Un suscriptor primero te compra ti. Tiene que tener confianza en ti, que te vea como un amigo que le esta recomendando un producto/servicio que le solucionará un problema. Tienen que saber que eres una persona de confianza que les resuelve sus problemas.

Para crear una relación de confianza con tus suscriptores tienes que enviarles contenido de valor con frecuencia y siempre intentando ayudar a tu suscriptor. Entonces cuando les envíes un email de venta los resultados serán buenos.

8. No considerar los filtros de spam

El spam no es más que correo no deseado. Ya has ido viendo en los errores anteriores que si no haces las cosas bien es bastante común que tus suscriptores te marquen como spam.

Si lo hacen con frecuencia, tu correo irá directamente a su carpeta de correo no deseado. Y no lo verán. Es como si ni siquiera les hubieras enviado el email con todos los puntos negativos que tiene para tu negocio esta situación.

Para evitar que tus correos vayan directamente a la carpeta de correo no deseado de tus suscriptores, aparte de no cometer los errores anteriores, puedes hacer dos cosillas muy fáciles de aplicar:

  • Evitar ciertas frases en los asuntos de tus correos que los ISP marcan como spam directamente. Palabras como dinero, sexo, gratis, oferta son un buen ejemplo a evitar.
  • Escribir los asuntos siin mayúsculas y sin signos de exclamación.

Con esto te saltarás los filtros de spam y tus suscriptores recibirán tus correos.

9. No mirar las estadísticas

Las estadísticas de tus envíos son muy importantes para conocer si estás aplicando una buena o mala estrategia de email marketing.

Es vital para la buena salud de tu email marketing que compruebes las estadísticas de cada uno de tus envíos para saber si todo va bien, si tienes que hacer algunos ajustes o si tienes que repensar tu estrategia por completo.

Hay 3 estadísticas básicas que te indicarán lo bien o mal que lo estas haciendo. Estas estadísticas son:

  • Tasa de aperturas: Es el porcentaje de suscriptores que abre tus emails. Es un indicativo principal de la confianza con tus suscriptores.
  • Tasa de clics: Es el porcentaje de suscriptores que hace clics en alguno de los enlaces que has incluido en el correo. Indica el nivel de “engagement” con tus suscriptores.
  • Tasa de bajas: Es el porcentaje de suscriptores que se han dado de baja de tu lista. Es un indicador de la calidad de tus contenidos.

Así que al menos analiza una vez las estadísticas de las campañas que envíes.

10. No comprobar tus envíos en diferentes ISP (clientes de correo)

Dependiendo del cliente de correo (ISP – Gmail, Hotmail, etc.) que utilice tu suscriptor así se verá el correo. Es decir, tu correo se verá diferente según el ISP que lo abra.

Por lo tanto, es importante que te asegures de que tus envíos se ven correctamente en, al menos, los principales ISP que existen.

Para ello, la mayoría de los ESP profesiones que puedes encontrar en el mercado tienen herramientas desde las que puedes comprobar como se ve tu correo en Gmail o en Hotmail, por ejemplo. Y podrás hacer los cambios correspondientes si no se visualizan bien.

No te olvides de este punto, que aunque puede ser un poco aburrido, se tarda menos de un minuto en comprobarlo y te puedes ahorrar disgustos en el futuro.

11. No cuidar el remitente ni el asunto del email

Para que tu email marketing tenga éxito el primer paso es que tus suscriptores abran tus emails. Si no ocurre esto, ya puedes dedicar horas y horas a trabajar tu estrategia de email marketing que no tendrá ningún resultado.

Bien, entonces ¿qué es lo que hace que tus suscriptores abran tus emails? El remitente y el asunto. Es decir, quién le envía el correo y el “titular” del correo. Te voy comentar los puntos más importantes de cada uno por separado.

  • Remitente: Es importante que utilices un nombre de remitente conocido para el suscriptor, que te reconozca fácilmente. No envíes distintas campañas con distintos remitentes porque marearas al suscriptor y acabará por no abrir tus email. Siempre utiliza el mismo remitente.
  • Asunto: El asunto o titular del email tiene que crear curiosidad y/o beneficio. El suscriptor tiene que tener curiosidad por abrir el email y también tiene que tener muy claro que beneficio va a obtener al leer el correo.

De ambos, para mi, el que más peso tiene es el remitente. Acostumbra a tu suscriptor a que siempre le envías contenido de valor y en cuento vea que le has enviado un correo lo abrirá, sin ni siquiera fijarse en el asunto.

12. Poner difícil darse de baja de tu lista de suscriptores

Si un suscriptor quiere darse de baja de tu lista, no pasa nada. No se lo pongas difícil. No tiene sentido obligar a alguien a quedarse sino le interesa tu contenido o lo que le puedas contar. Es mejor dejarle ir.

Además sino le interesa lo que le digas, no abrirá tus correos, no podrás crear una relación de confianza con este suscriptor y olvídate de que te compre algo en algún momento. No quieres tener suscriptores así en tu lista.

Así que no escondas el enlace de baja de tu lista, muéstralo claramente en todos tus correos, por ejemplo, en el pie del correo que suele ser el sitio habitual para colocarlo.

13. No conocer a tu cliente ideal

Si  no conoces a tu cliente ideal, no sabes cuáles son sus intereses, preocupaciones y problemas. Escribirás de cualquier cosa y a veces acertarás y tus campañas tendrán buenos resultados pero más veces fallarás y perderás tiempo y dinero.

Es muy importante para una correcta estrategia de email marketing, conocer lo más perfectamente posible a tu cliente ideal. De esta manera, podrás enviarle contenido de valor que solucione sus problemas y le interese.

Y así también sabrás que productos y servicios crear y tener buenos resultados de ventas en tu negocio.

14. No planificar tus acciones de email marketing

Un error importante es no tener pensada ni planificada tu estrategia de email marketing y enviar correos al buen tun tun. Unos funcionarán, otros no pero totalmente de forma aleatoria y así nunca tendrás éxito con tu email marketing.

Es necesario que hagas una buena planificación. Que todos los correos que envíes a tus suscriptores tengan una razón y un objetivo. No solo porque hoy toca enviarles algo.

Te recomiendo que prepares un calendario de envíos, de al menos un mes, aunque para mi lo ideal serían 3 meses. Piensa y elige los correos que les vas a enviar a tus suscriptores en función de los contenidos que vas a escribir en el blog (por lo que también sería interesante que tuvieras un calendario editorial para tu blog), fechas importantes, lanzamientos de productos/servicios que vas a realizar, etc.

Este calendario de envío no son las tablas de la ley que no puedas tocar jamás. Es flexible, claro. Pero te servirá de guía para saber que tienes que hacer a continuación, te permitirá tener un control de tus acciones y te ayudará a saber tu estrategia funciona o no y a modificarla si hace falta.

15. No tener objetivos para tu email marketing

Sin objetivos trabajarás tu email marketing como un pollo sin cabeza. No sabrás si tus acciones van por el buen camino…porque no hay camino, no sabes hacia donde te diriges.

Márcate unos objetivos. Estos pueden ser:

  • una determinada cantidad de suscriptores cada mes.
  • un número de peticiones de presupuesto.
  • lograr un porcentaje de apertura de tus correos.
  • una cantidad de ventas del último ebook que has lanzado.

Lo que a ti te parezca más importante. Y no solo uno. Puedes márcarte varios pero siempre ten uno como principal.

Así sí sabrás si vas por el buen camino, si vas logrando tus objetivos, o no y debes hacer cambios.

16. No segmentar tu lista de suscriptores

Imagina un blog sobre marketing online. Dentro de su lista de suscriptores habrá personas más interesadas en el SEO, otras en redes sociales o en marketing de contenidos.

No puedes enviarle todo a todos tus suscriptores. Tus resultados serán mucho mejores si envías contenido de valor a quién le interesa. Resultados de todo tipo, desde aperturas, clicks, conversiones, ventas, etc.

Por lo tanto, es muy importante que empieces cuanto antes a segmentar a tus suscriptores, al menos por intereses o clientes/no clientes. Aunque creas que tienes un negocio muy específico seguro que puedes segmentar.

Fíjate en Email Marketing para Blogs, yo trato una temática específica del marketing online, sin embargo tengo a mis suscriptores segmentados, ya que no todos están en la misma etapa del email marketing.

Unos están empezando y les interesa todo lo relacionado con aumentar la lista de suscriptores, otros ya tendrán una buena cantidad de suscriptores pero no acaban de crear relaciones de confianza con ellos y, por último, los que están enfocados en la venta, por ejemplo.

Como ves una misma temática pero suscriptores en diferentes etapas hace que tenga distintos suscriptores con distintos intereses.

17. No tener una frecuencia de envío

Como te explique en el error “5. No enviar correos con regularidad” no es bueno no escribir a tus suscriptores nunca pero también es malo hacerlo con demasiada frecuencia.

Tienes que acostumbrar a tus suscriptores a una frecuencia de envío determinada. Es decir, tienes que elegir cuantos correos semanales o mensuales les vas a enviar y que día lo vas a hacer. Y mantenerte firme en esta decisión.

No quiere decir que en algún momento por alguna causa justificada envíes algún correo más o cambies de día pero no puede ser lo habitual.

Así tus suscriptores sabrán cuándo les vas a escribir y estarán esperando tu correo, lo que hará mejorar los porcentajes de aperturas de tus campañas.

18. No personalizar el mensaje

No trates a todos tus suscriptores por igual. Algo básico para crear una relación de confianza con cada uno de tus suscriptores es hacerlos sentir únicos. Y esto lo puedes lograr fácilmente personalizando tu mensaje.

Algo tan simple como empezar los correos con “Hola [nombre de tu suscriptor]” ya marca la diferencia. El suscriptor tendrá la sensación de que ese correo es solo para él y no para cientos de personas, lo que creará una relación de confianza y cercanía contigo.

Pide estos datos, como el nombre, en el formulario de suscripción o en correos posteriores, como la fecha de cumpleaños, para tener más información con la que poder personalizar tus correos.

19. No tener un Call to Action claro en cada uno de tus emails

En cada email que envíes, tus suscriptores tienen que tener claro que quieres que hagan. Ya sea pulsar un enlace para ver un artículo del blog, visitar la landing page del nuevo servicio que has lanzado o del producto que estás recomendando.

También es importante que solo haya un CTA por correo. No confundas a tus suscriptores con diferentes CTA porque al final no harán nada.

20. No enviar un correo de bienvenida

Un correo de bienvenida tiene una tasa de aperturas muy alta y es una fantástica oportunidad de presentarte a tu nuevo suscriptor y explicarle que puede esperar a partir de entonces al suscribirse y es el comienzo para crear una relación de confianza con tu suscriptor.

No desaproveches esta oportunidad y crea un email de bienvenida. Verás como tus resultados mejoran.

Conclusión

Te aconsejo que revises tu estrategia de email marketing y veas si cometes alguno de estos errores y lo soluciones. Tu negocio online lo agradecerá y verás como obtienes mejores resultados con el email marketing.

Voy a recordarte los 20 errores para que los tengas frescos en tu memoria:

  1. Comprar una base de datos de suscriptores.
  2. No utilizar la herramienta adecuada para enviar los emails.
  3. Enviar correos sin permiso.
  4. Pensar que las personas quieren saber de ti.
  5. No enviar correos con regularidad.
  6. Escribir de una forma muy corporativa o comercial.
  7. No crear una relación de confianza con tus suscriptores.
  8. No considerar los filtros de spam.
  9. No mirar las estadísticas.
  10. No comprobar tus envíos en diferentes ISP (clientes de correo).
  11. No cuidar el remitente ni el asunto del email.
  12. Poner difícil darse de baja de tu lista de suscriptores.
  13. No conocer a tu cliente ideal.
  14. No planificar tus acciones de email marketing.
  15. No tener objetivos para tu email marketing.
  16. No segmentar tu lista de suscriptores.
  17. No tener una frecuencia de envío.
  18. No personalizar el mensaje.
  19. No tener un Call to Action claro en cada uno de tus emails.
  20. No enviar un correo de bienvenida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s