Archivos en la Categoría: parejas

Conosca la primera pareja de mujeres reconocida en concubinato en Venezuela

Son jóvenes y ninguna de las dos llega a los 30 años. Hoy, con 27 y 29 años respectivamente, están en un momento de gran plenitud, están juntas y a la espera de un bebé, que nacerá bajo la protección del primer concubinato legal del país entre una mujer transgénero y una mujer lesbiana. No les importa ser señaladas, para ellas “los designios de Dios son perfectos”, reseña el diario Panorama.

Leer Más

Evite las discusiones de pareja

En una relación, la comunicación es fundamental. Dentro de este contexto se producen graves errores. Por ejemplo, es un error hablar a gritos porque las cosas no se entienden mejor así.

Al revés, los gritos producen una agresividad verbal y el interlocutor se aleja. También es un error caer en el punto contrario: utilizar el silencio como norma después de un enfado no permite a una pareja adquirir el aprendizaje necesario a nivel emocional para gestionar los conflictos.

¿Qué puedes hacer para solucionar las discusiones de pareja? En primer lugar, por encima de ser tu pareja, estás ante una persona. Pon en práctica las habilidades sociales que desarrollas en cualquier contexto profesional para cuidar mejor de tu pareja utilizando una palabra mágica para solucionar los conflictos: “Lo siento”. Del mismo modo, también puedes decir: “Me pongo en tu lugar, te comprendo”.

No te levantes de la mesa cuando escuches algo que te incomode, si sales huyendo no te permites aprender y avanzar para tener una visión más realista del amor. Dale tiempo a tu interlocutor, puede que necesite madurar la información y reflexionar sobre la charla.Además, tú también tienes que reflexionar sobre la conversación que han tenido para valorar si eres tú quien está o no en lo cierto. No dejes que el orgullo sea más importante que el amor que sientes hacia tu pareja.

Un dato importante que debe saber es que evitar una discusión con tu pareja no es lo mismo que callarte lo que sientes, o que ignorar aquello que te molesta del otro. Se trata más bien de simplificar aquellas situaciones cotidianas que nos generan malestar y definir cuál es la raíz del problema, qué nos molesta, en lugar de tener mil discusiones siempre por lo mismo usando distintas excusas.

Tenga siempre presente que una discusión debe conducir a la resolución del problema. Si no es así ha sido vana. Por eso es importante comprender que cada vez que discutimos con nuestra pareja debemos intentar encontrar soluciones para el conflicto con las que ambas partes se sientan cómodas.

discusiones2(1024x768)

« Entradas Anteriores